Bárcena Mayor es una comunidad del municipio de Los Tojos. Se encuentran a 495 metros de altura en el valle del río Argoza.

Salir de la ciudad puede ser muy divertido y beneficioso para la salud. El contacto con la naturaleza, disfrutar del ambiente más tranquilo de los pueblucos de Cantabria, olvidarnos un poco de la rutina y disfrutar de largos paseos.

Nos dirigimos al valle de Cabuérniga, formado por los Ayuntamientos de Ruente, Cabuérniga y Los Tojos. Se encuentra situado en el curso medio alto del río Saja, orientado de sur a norte.

Salimos de la ciudad y accedemos a través de la carretera que une Cabezón de la Sal con Reinosa.

Empezamos a disfrutar del viaje y hacemos nuestra primera parada en Cabezón de la Sal. Podemos disfrutar de un agradable paseo por sus calles que los sábados albergan un mercadillo y fijar nuestra intención en los diferentes puntos de interés turístico: el Ayuntamiento, La Huerta de Jovita, la Biblioteca, la Iglesia de San Martín, Escuela de Comercio…

Una vez que hemos hecho el recorrido turístico, la ruta por carretera desde Cabezón de la Sal a Bárcena Mayor tiene una distancia aproximada de 28km, el viaje durará unos 35 minutos en coche.

Esta ruta coincide con la denominada “Ruta de los Foramontanos“, así llamada por ser el camino que tomaban los cántabros que salían de las montañas, tras la reconquista, para repoblar las tierras de Castilla. Toda la zona es un inmenso bosque de tonos cambiantes, con grandes extensiones de avellanos, abedules, sauces, robles, hayas u olmos, entre otras especies arbóreas, moteado de pequeños pueblos caracterizados por sus casonas de piedra, con grandes solanas y balcones.

A tan solo 1, 7 km de Cabezón de la Sal, nos encontramos con Carrejo, situado a orillas de la carretera, este pueblo se distingue por la gran cantidad de casonas montañesas que integra. Una de ellas, la casona-palacio de Los Haces, alberga el Museo de la Naturaleza de Cantabria.

Nos encaminamos a nuestra siguiente parada en el Parque de Santa Lucía, allí, si el tiempo nos acompaña, podemos disfrutar de un paseo tranquilo antes de retomar nuestro viaje.

El valle de Cabuérniga consta de dieciocho pueblos: Bárcena Mayor, Barcenillas, Colsa, Correpoco, El Tojo, Fresneda, Lamiña, Llendemozó, Los Tojos, Renedo, Ruente, Saja, Selores, Sopeña, Terán, Ucieda, Valle y Viaña.

Aunque podríamos parar en cada uno de estos maravillosos pueblos del camino y disfrutar de sus casonas de piedra, balcones de madera y paisajes del Parque Natural de Saja-Besaya. Nuestro destino en esta ocasión es el pueblo de Bárcena Mayor.

La zona de Cabuérniga sufrió un proceso de repoblación en el s. IX, cuando se crearon pequeños núcleos urbanos entorno a los monasterios. Poco a poco, las posesiones de estos monasterios van pasando a ser propiedad de los grandes señores feudales

El pueblo, está en el interior de la Reserva Nacional de Caza del Saja y es el único núcleo habitado que se encuentra dentro de los límites del Parque Natural de Saja-Besaya. Es un conjunto homogéneo y bien conservado de arquitectura montañesa, lo que le valió su declaración como conjunto histórico-artístico en 1979. El entorno natural es de gran interés, encontramos bosques de robles y hayas. Es una de las poblaciones desde las que se puede ascender al Alto Abedules, montaña divisoria entre el río Fuentes y el río Queriendo.

Este lugar tiene algo de mágico, en cualquier época del año, sol, lluvia o nieve contemplar el caudal de agua que baja por el río, la gente que pasa por el puente y posa para una foto, la ropa de colores secándose al viento, los comercios de productos artesanos, los perros de siempre en la calle…

¿Os gusta comer bien?

A nuestra llegada atravesamos el pueblo y nos dirigimos al río Argoza, allí disfrutaremos de la gastronomía local con las mejores vistas al río y a la montaña en el Restaurante Río Argoza. Son especialistas en el cocido montañés, alubias con venado, caza, lechazo, cabrito, chuletón de buey y una amplia variedad de postres caseros que son las delicias para cualquier paladar. Cuenta también con amplios salones para realizar comidas con grupos.

Mesón del Río Argoza

El equipo de Living Cantabria, os recomienda este lugar por su calidad en la cocina y por un servicio impecable. Gracias al personal que trabaja y cuida con mimo a todos los clientes nos sentimos allí como en casa.

Después de comer realizaremos un pequeño paseo por las callejuelas del pueblo y vigilando el reloj (por las horas de sol) iniciaremos nuestro viaje de vuelta a la ciudad. De camino, pararemos en Ruente conserva un excelente conjunto arquitectónico en el que destacan el palacio de Mier y la casona de la Nogalera. En el mismo pueblo se halla “La Fuentona“, un manantial natural que surge en el interior de una cueva formando un riachuelo, que discurre por todo el pueblo y que es atravesado por un singular puente de ocho ojos.

Aún queda muchos recorridos que realizar por esta zona, así que, en otra ocasión retomaremos la carretera y exploraremos más territorios de la zona.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *